Clínicas veterinarias. Perros, gatos y mascotas
Header

Una jueza retira la custodia de una perra y emite una orden de alejamiento a sus dueños

noviembre 17th, 2017 | Posted by otcvet in Noticias | Perros

Una jueza de Lugo ha emitido un auto sin precedentes para proteger a una perra llamada ‘Katalina’ de sus propios dueños, a los que ha retirado la custodia del animal y les ha prohibido acercarse a menos de 500 metros de ella.

Parece que letrados y jueces, así como otros profesionales y la sociedad en general, están cada día más sensibilizados con la lacra del maltrato y la impunidad con la que los maltratadores están habituados a cometer sus delitos.

Si hace apenas un mes se hacía pública la sentencia histórica de tres años y nueve meses de prisión a la presidenta de la protectora Parque Animal en Torremolinos (Málaga), Carmen Marín Aguilar, por delitos continuados de maltrato animal y falsedad en documento oficial e intrusismo profesional, hace un par de días conocíamos esta sentencia también pionera.

Según denuncia la jueza Pilar de Lara, titular del juzgado de instrucción nº1 de Lugo:

El creciente rechazo al maltrato animal, que ha ido calando con fuerza en la conciencia ciudadana, no se ve respaldado por un sistema legal que resulte operativo.

Aunque parece que las cosas están cambiando, es cierto que cuesta aún encontrarse con penas amplias en delitos de maltrato animal.

En este caso, la jueza responsabiliza a la pareja propietaria de Katalina de las lesiones sufridas por el animal al precipitarse desde un cuarto piso.

Mientras que los acusados hablan de algo fortuito, accidental, la jueza considera que la perra fue brutalmente maltratada por sus dueños y les imputa un delito de maltrato animal, además de retirarles la custodia de Katalina y emitir una orden de alejamiento de ella de al menos 500 metros; de hecho, en la sentencia es así de contundente:

Quien desprecia la vida hasta el punto de maltratar o abandonar a un animal, habitualmente también despliega su instinto agresivo contra una mujer, los hijos, menores, ancianos, vecinos u otros ciudadanos a los que considera inferiores.

Katalina tuvo que ser operada para reconstruir sus fémures rotos después de ser reingresada por orden judicial ya que los que eran sus dueños le negaron la asistencia alegando no disponer de recursos económicos suficientes.

Tal y como defiende el abogado de la pareja, éstos no podían costear la operación ya que ‘no hablamos de un derecho a la sanidad pública y universal como sucede con las personas’ y asegura que están muy afectados por la retirada de la custodia de la perra a la que adoran.

Hasta que se aclaren los hechos, maltrato o accidente, esta sentencia nos revela que las cosas están cambiando y que la justicia tiene que ser un reflejo de este cambio de sensibilidad en la sociedad y proteger mejor a todos los seres vivos, que no pueden seguir siendo tratados como objetos en propiedad.

Vía: Schnauzi, Público
También puedes ver: Sentencia histórica con cárcel por delitos continuados de maltrato animal

¡Comparte en las redes!

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 You can leave a response, or trackback.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.