Clínicas veterinarias. Perros, gatos y mascotas
Header

Los problemas de salud de los perros de razas ‘braquicéfalas’

noviembre 9th, 2017 | Posted by otcvet in Perros | Salud

Si tienes un pequinés, un bulldog francés, un bulldog inglés, un shih tzu, un lhasa apso, un boston terrier, un carlino o un bóxer, probablemente ya sepas que tu perro pertenece a una de las razas denominadas ‘braquicéfalas’.

Pero, ¿cuáles son los rasgos más característicos de estos perros? ¿Es verdad que sus rasgos físicos condicionan en gran parte su salud y calidad de vida?

Los perros braquicéfalos comparten una anatomía similar que se traduce básicamente en un hocico más corto que la media, un cráneo más ancho y un aparato respiratorio comprimido en un espacio reducido.

Estos rasgos que en principio son característicos de estas razas se han ido acentuando con los años por motivos estéticos o por gusto personal, mediante la cría y los cruces; al principio no estaban tan definidos, pero el ser humano los ha exagerado provocando graves perjuicios para los perros hasta el punto que pueden afectar seriamente a su salud.

Al igual que ocurre con otras modas, como por ejemplo la de los perros ‘taza’, el hecho de modificar una raza con objetivos puramente estéticos nunca trae nada bueno. Nos lo explican muy bien en Gublog:

El hecho de tener un hocico más corto ha provocado que los huesos nasales de estos perros también acaben siendo más cortos. Eso ha llevado a que todos los tejidos adyacentes se hayan tenido que adaptar a la falta de espacio en el cráneo. En la mayoría de los casos, los orificios nasales de estos perros son más pequeños y en algunos de ellos la cavidad nasal se une con la garganta. Pueden tener un paladar más blando y una tráquea más estrecha que el resto de razas. Todo acarrea problemas en el sistema respiratorio del animal que se ahoga con mucha facilidad. Esto va de la mano con complicaciones cardíacas que pueden llegar a ser muy peligrosas para sus vidas.

Tal es el riesgo de padecer complicaciones respiratorias que algunas compañías aéreas ya no permiten viajar con perros de razas ‘braquicéfalas’ por ser más sensibles a padecer golpes de calor o problemas respiratorios durante el trayecto.

Cuidados especiales

Si observamos que nuestro perro se cansa en exceso o respira con cierta dificultad, el veterinario puede, además de asesorarnos, administrarle si es necesario medicación específica o aconsejar incluso la cirugía.

Pero también hay cosas que podemos hacer nosotros en casa que pueden ayudarles en su día a día a tener una mejor calidad de vida; estamos hablando de un especial cuidado en la higiene, en la alimentación o con el ejercicio físico.

Debido a la particular forma de su cráneo, estos perros suelen tener ojos saltones y pliegues en su piel, por lo que habrá que prestar especial atención en mantenerles los ojos bien hidratados y la piel muy limpia. Para ello lo ideal es el uso de un protector ocular y un champú específico acorde a sus necesidades.

A la hora de pasear hay que evitar el uso de collares y decantarnos más por arneses, elegir las horas más frescas del día y controlar que su ejercicio físico sea moderado, alternándolo con descansos.

Mantenedles siempre frescos e hidratados y controlando su alimentación para que no sufran tantos reflujos gástricos, a los que son más propensos, y evitando aquellos alimentos hipercalóricos que puedan hacerles coger mucho peso.

Vía: Gublog
También puedes ver: Los besos de tu perro o gato implican el mismo riesgo que los besos entre humanos

¡Comparte en las redes!

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 You can leave a response, or trackback.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.