Clínicas veterinarias. Perros, gatos y mascotas
Header

Convivir con perros o gatos es beneficioso para tu salud: diez efectos positivos

marzo 7th, 2014 | Posted by otcvet in Mascotas

perro doctor

Cada vez más investigaciones apuntan a que existe una relación directa entre el hecho de convivir con mascotas y gozar de una salud más fuerte.

Curioso es también que estos efectos beneficiosos tienen especial incidencia en bebés y en personas mayores, así como en colectivos más vulnerables como enfermos crónicos o personas con algún tipo de discapacidad. Te contamos 10 ventajas para tu salud si compartes tu vida con un perro o gato.

Un sistema inmunológico reforzado

Durante el primer año de vida, los bebés tienen que rearmar sus propias defensas que les ayudarán a combatir todo tipo de infecciones y enfermedades comunes.

Según un estudio publicado en Pediatrics, las mascotas fortalecen el sistema inmunológico de los bebés ya que ‘la suciedad traída a casa por los animales está relacionada con la variedad de bacterias con las que el bebé entra en contacto’ y esto, como bien nos lo explican en Consumer, ‘entrena’ al bebé para combatir contra mayor número de agentes patógenos.

Menos infecciones de oído

Así por ejemplo, estos niños que conviven con perros o gatos tienen menos probabilidades de padecer infecciones de oído, en concreto un 44% menos según el estudio publicado en Pediatrics.

bebe con perro

Menor riesgo de enfermedades respiratorias

Igualmente, se reduce el riesgo de enfermedades respiratorias, algunas muy frecuentes como la bronquiolitis o neumonías infantiles.

Mejor salud cardiovascular

Ya en población adulta, numerosos estudios concluyen que los propietarios de mascotas, sobre todo perros, gozan de una mejor salud cardiovascular, en parte gracias al ejercicio físico que realizan con los paseos diarios, que fortalecen el corazón y que les ayudan a mantenerse en forma, luchando así contra el sedentarismo.

En personas muy mayores, estos paseos, obligados o voluntarios, son en muchas ocasiones el único ejercicio físico que realizan, por lo que son especialmente beneficiosos.

Se reduce la presión arterial

La presencia de un perro como mascota puede reducir de forma considerable la presión arterial de su dueño al compartir sus actividades del día a día de forma conjunta según una investigación de la University of Maryland.

El hecho de acariciarle y realizar las rutinas diarias con tu perro constituye una herramienta muy útil en la lucha contra la hipertensión.

perro jugando playa

Se previenen crisis en enfermedades crónicas

Se ha demostrado la eficiencia de algunos perros entrenados a la hora de prevenir, por ejemplo, ataques de epilepsia o cambios en los niveles de azúcar, ya que son capaces de detectar estas crisis antes de que ocurran y así poder estar preparado para ellas.

Beneficios terapeúticos

También hay terapias que se sirven de mascotas para ayudar a mejorar a pacientes con determinadas patologías de carácter emocional, mental o relacionadas con la movilidad, al igual que los perros guía llevan tiempo demostrando su gran aportación en el día a día de personas con discapacidad visual.

Cada vez es más frecuente la presencia de mascotas en hospitales, residencias o centros de internamiento psiquiátrico.

Reducen el riesgo de depresión

Las mascotas ayudan a combatir la ansiedad y el estrés y reducen el riesgo de padecer depresión, gracias a una serie de factores que tienen que ver sobre todo con cuestiones emocionales. Además de proporcionar un afecto incondicional, obligan a su propietario a estar pendiente diariamente de sus cuidados y a no sentirse nunca abrumado por una soledad total.

abuela con gato

Nos ayudan a ser más sociables

¿Cuántas conversaciones has iniciado con un extraño gracias a su mascota? Tener un perro y sacarle a pasear incrementa tus probabilidades de entablar conversaciones y de socializar con propietarios de otras mascotas o con desconocidos que se acercan a interesarse.

Refuerzan la transmisión de valores

Convivir con mascotas ayuda a los niños a desarrollar la empatía y la responsabilidad, además del respeto por la vida, a expresar sus emociones, a demostrar afecto…y un sinfín de valores que seguro les acompañarán en su vida de adultos.

Vistos los beneficios parece tentadora la idea de hacerse con una mascota, pero es aquí donde tenemos que apelar a la responsabilidad de los futuros propietarios y a la necesidad de valorar otros aspectos como los cuidados y la dedicación que requieren nuestros peludos amiguitos.

¡Comparte en las redes!

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 You can leave a response, or trackback.

2 Responses

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.